El lado oscuro de Brasil: policías gasean a indígenas en protestas contra el Mundial

Cientos de indígenas brasileños protestan en contra del Mundial de fútbol.

Cientos de indígenas brasileños protestan en contra del Mundial de fútbol.

© Agencia Brasil

Cientos de indígenas brasileños protestan contra la Copa del Mundo esta semana por las calles de Brasilia y alrededor del estadio de fútbol de la capital Mané Garrincha. Piden que se protejan sus tierras y sus vidas.

Ayer los indígenas, que blandieron arcos y flechas y mostraron pancartas en las que se leía “¡FIFA no. Demarcación, sí!”, fueron reprimidos con gases lacrimógenos por la policía. Ver vídeo aquí.

Existe una indignación creciente por la incapacidad del Gobierno a la hora de reconocer y proteger sus tierras, vitales para su supervivencia, mientras gasta millones de dólares para albergar el Mundial.

Los manifestantes, de distintas tribus, han forzado a la FIFA a cerrar el estadio y a cancelar la exposición de la copa.

Una delegación de dieciocho manifestantes indígenas se reunieron con el ministro de Justicia ayer. La lideresa indígena Sonia Guajajara, coordinadora nacional de la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil, dijo: “Estamos aquí para mostrar que sin nuestra tierra estamos encadenados. Somos prisioneros. Estamos aquí en demanda de nuestros derechos”.

Los guaraníes, el pueblo indígena más numeroso de Brasil, presentan unos índices extremadamente altos de desnutrición y de suicidio debido a que sus tierras han sido robadas para dejar paso a vastas plantaciones de caña de azúcar. Con frecuencia sus líderes son perseguidos y asesinados por pistoleros que trabajan para los terratenientes.

Piden que su tierra sea demarcada con urgencia antes de que se pierdan más vidas y que se cancelen una serie de proyectos de ley que, de aprobarse como leyes, debilitarían drásticamente el control de su tribu y de otras tantas sobre sus tierras. Los pueblos indígenas de la Amazonia exigen que se paralicen las muchas presas hidroeléctricas que se están construyendo en su territorio.

El pasado mes de marzo Nixiwaka Yawanawá, un indígena amazónico del oeste de Brasil, acudió a la recepción de la Copa del Mundo a su paso por Londres con una camiseta en la que se podía leer el mensaje “BRASIL-DEJA DE DESTRUIR A LOS INDÍGENAS”.

Brasil es el hogar de más indígenas aislados que cualquier otro lugar del mundo. Son la población más vulnerable del país y se enfrentan a la extinción si sus tierras no son protegidas. Survival insta a Brasil a proteger sus tierras y expulsar a todos los invasores, tal y como se ha conseguido con la tribu más amenazada de la Tierra, los awás.

En la antesala del Mundial de fútbol de la FIFA, Survival destapa el “Lado oscuro de Brasil”. Averigua más sobre la situación de los indígenas brasileños y los ataques del Gobierno a sus derechos y tierras aquí.